Mucho se hablaba en los 80’s sobre el paradigma gerencial japones, la produccion con cero defectos y el milagro de esta economia sin recursos naturales. Esta historia se quebranto a principios de los 90 cuando la burbuja se desinflo y Japon entro en un periodo de rescesion o deflacion, lo cual quiere decir que su nivel de actividad economica empezo a disminuir sostenidamente, hasta hace un par de años.

Hoy en dia, a raiz de la crisis de confianza en las finanzas internacionales la economia japonesa esta enfrentando nuevos retos, para comenzar con el hecho de que el consumo de su principal cliente, los EEUU esta disminuyendo sustancialmente, ya que los consumidores disponen de menor ingreso residual para adquirir productos de alto valor agregado como electronicos, articulos sofisticados y vehiculos automotores. Asimismo la ventas de vehiculos toyota en Japon han caido 27,6 % respecto al año pasado.

La economia japonesa depende de las exportaciones. Estas ventas realizadas por las multinacionales japonesas son repatriadas una vez al año, usualmente en Marzo, y con esto se pagan impuestos locales, se invierte en investigacion, desarrollo, responsabilidad social…en fin, se hace patria.

Lo reciente, e interesante, y que es lo que me motivo a escribir este blog de hoy es que cuando los gerentes medios de Toyota se dieron cuenta que van a tener perdidas este año decidieron voluntariamente que ellos mismos van a comprar carros toyota (unos 2200 en total) para ayudar a la compañia.

La sociedad japonesa es altamente comunitaria y esta culturalmente vinculada con la idea del largo plazo y las relaciones. En mi opinion, la obediencia de los japoneses y no su liderazgo es lo que ha logrado que en este pais surgan empresas multinacionales del nivel de Toyota. La capacidad de obedecer y de hacerse uno en pos del bien comun, en las buenas y en las malas es algo que todos podemos llevarnos de Japon.

Isshokenmei

JAP